viernes, 12 de diciembre de 2008

Conceptuales: EDUARDO FALÚ - ERNESTO SABATO



















ROMANCE DE LA MUERTE DE JUAN LAVALLE
El reconocido escritor argentino Ernesto Sabato prefiere mirar a Juan Lavalle -personaje central de la historia argentina- desde la óptica de hombre común y no de persona pública, explorando alrededor de su naturaleza. La primera idea que surgió fue la de realizar el poema a modo de oratorio. Al tiempo fue tomando fuerza la forma de cantar de gesta pero con un lenguaje vivo, aunque formal y para nada arqueológico. A pesar de la intención de los autores de apegarse a la condición humana de Lavalle, el álbum era precedido por fuertes e históricos debates entre unitarios y federales. Este fue uno más de los tantos trabajos musicales que se produjeron a partir de episodios de la historia argentina: Los caudillos (1966) y Mujeres argentinas (1969) -ambos de Ariel Ramírez y Félix Luna-; Canto-monumento a la memoria de José María Paz - Visión del Chacho y La consquista al desierto (Carlos Di Fulvio, 1968-70); El Chacho - Vida y muerte de un caudillo (1974) y La independencia (1966) -los dos de Jorge Cafrune-; Cantata montonera (Huerque Mapu, 1974) y, mucho más reciente, Pasiones (Pacho O'Donnell-Antonio Tarragó Ros, 2008), entre otros.

EDICIÓN
Philips/Página/12 1965

MÚSICOS
Eduardo Falú: voz, guitarra
Francisco Javier Ocampo: arreglo coral
Ernesto Sabato: narración, letras, textos (a excepción de algunas coplas históricas)
Invitada: Mercedes Sosa

CANCIONES
elegía por la muerte de un guerrero
(Falú-Sabato)
cielo enlutado (Falú-Sabato)
quebracho herrado (Falú-Sabato)
marcha de los derrotados (Falú-Sabato)
poncho celeste (Falú-Sabato)
la cuartelera (tradicional)
María de los Dolores (Falú-Sabato)
palomita del valle (Falú-Sabato)
guarda mi llanto (Falú-Sabato)
elegía por la muerte de un guerrero (Falú-Sabato)
la última retirada (Falú-Sabato)
tierra milenaria (Falú-Sabato)
palomita del valle (Falú-Sabato)
el sueño de Celedonio Olmos (Falú-Sabato)
guarda mi llanto (Falú-Sabato)
cielo enlutado (Falú-Sabato)
Aparicio Sosa (Falú-Sabato)
tierra milenaria (Falú-Sabato)

Cielo enlutado
Cielito y cielo enlutado
por la muerte de Dorrego.
Canten guitarras la pena
por un destino tan ciego.
El paso más doloroso
que traspasó el corazón
fue ver hincado a Dorrego
pidiéndole a Dios perdón.
La tropa que iba a tirar
y ejecutar lo mandado,
todos a un tiempo lloraron
sin poderlo remediar.
Cielo y cielito enlutado
por el crimen de Lavalle.
¡Que Dios castigue su suerte
donde quiera que lo halle!
...