viernes, 26 de diciembre de 2008

Esenciales: LOS FABULOSOS CADILLACS

LA MARCHA DEL
GOLAZO SOLITARIO

Punto máximo en la discografía de Los Fabulosos Cadillacs, que tiene como antecedente directo e inmediato la transición de Fabulosos Calavera. Tal es así, que después de este álbum la banda edita un doble en vivo y saluda a su público con un "hasta luego" que durará ocho años. El grupo había desvirtuado su música divertida de los comienzos hasta arrastrarla hacia composiciones mucho más ricas pero complejas. Musicalmente hablando, este trabajo supera ampliamente en calidad y sonido a todo lo conocido de LFC, con temas desbordantes como C. J.; Cebolla, el nadador o águila.
Aunque sobresale la faceta experimental de la agrupación con la rosca -tanguera, en bandoneón y compuesta por Vicentico y Pablo Ziegler-; Piraña - todos los argentinos somos D. T.; la marcha del golazo solitario y necesito una nariz de payaso... ¿no me prestás la tuya?...; el disco también tiene sus grandes éxitos: roble; la vida y los candombes Salvador y los cordones flojos y, sobre todo... vos sabés. Algunos arreglos están más emparentados con la segunda mitad de los '70 y, en todo momento, se percibe una gran tarea de los vientos y la percusión.
Los Fabulosos Cadillacs nos regalan tres virtuosos instrumentales para el final: Negra - 57 almas - álamo y un bonus track que nos transporta a la esencia de los sesenta: porque yo te amo, famosa canción popularizada por Sandro.
Verdaderamente expresivas las ilustraciones de Marcos Bertucelli que ilustran el libro del compacto.

EDICIÓN
Bmg US Latin 1999

MÚSICOS
Vicentico (Gabriel Fernández Capello): voces, piano, órgano, vibráfono
Flavio Oscar Cianciarulo: contrabajo, bajo eléctrico fretless y fretted, coros
Ariel Minimal: guitarra eléctrica, criolla, acústica, coros
Karl Cameron Porter: piano acústico, Fender Rhodes, sintetizador de cuerdas Arp, coros
Mario Siperman: piano, piano eléctrico Fender Rhodes, órgano Hammond, sintetizadores
Fernando Ricciardi: batería, percusión, coros
Gerardo Simón El Toto Rotblat: percusión, coros
Norberto Minichilo: percusión, vibráfono
Daniel Lozano: trompeta, Flugelhörn, coros
Fernando Albareda: trombón, tuba, flauta traversa, coros
Walter Castro: bandoneón
Invitados: Pablo Ziegler, Claudio Tano Marciello, Bob Porter, Darlene Koldenhoven

CANCIONES
la vida
(F. Cianciarulo)
C. J. (Vicentico)
los condenaditos (Vicentico-Rotblat)
Cebolla, el nadador (Vicentico)
vos sabés (F. Cianciarulo)
Piraña - todos los argentinos somos D. T. (F. Cianciarulo)
el baile de la mar (F. Ricciardi)
roble (Vicentico)
la rosca (Vicentico-Ziegler)
la marcha del golazo solitario (Cianciarulo-Fisher-Moore-Kibby)
águila (Vicentico)
Salvador y los cordones flojos (F. Cianciarulo)
necesito una nariz de payaso... ¿no me prestás la tuya? (F. Cianciarulo)
Negra (Cianciarulo-Rotblat)
57 almas (F. Cianciarulo)
álamo (Vicentico)
porque yo te amo (Sandro-Anderle)

Roble
Ya cayeron hojas secas,
el frío del invierno va a venir,
fue el otoño, el último calor de abril
y el árbol duerme y muere
sin resistir, sin morir...
sólo soñar con la lluvia
lo lleva a revivir.
Ya no quedan hojas secas,
el viento las llevó lejos de mí,
veo al roble solo descansar del fin
y el árbol duerme y muere
sin resistir, sin morir:
roble sin fin, vos sabés lo que es morir...
descansa y duerme hasta que
el bosque azul de los robles sagrados
despierten de su sueño.
Y el árbol duerme y muere
sin resistir, sin morir:
roble sin fin, vos sabés lo que es morir...
descansa y duerme hasta que
el bosque azul de los robles sagrados
despierten de su sueño... y salga el sol.
...
Otras versiones
porque yo te amo (Sandro)