miércoles, 10 de diciembre de 2008

Tributos: ARTISTAS VARIOS

YO TENGO
TANTOS HERMANOS
Homenaje a Yupanqui
Bienvenido y merecido homenaje producido por Víctor Heredia, quien además pide sus disculpas del caso a don Atahualpa en una carta post mortem. Entre las notas de color sobresalen la fuerza de las chacareras (Peteco Carabajal, Jairo y Eduardo Falú); las dos composiciones de Pedro Aznar; la impresionante voz impostada de Teresa Parodi; la claridad de Divididos al interpretar la baguala vientito del Tucumán y la formidable unión de dos grandes músicos: el baladista Alejandro Lerner y el folclorista peruano Lucho González, quien nos deja una vez más su profunda huella. Al momento de escuchar, lo más extraño resulta la voz de Víctor Manuel interpretando su reggae tierra mía, también con letra de Yupanqui.
El compacto viene acompañado por un cd rom que incluye el documental Atahualpa Yupanqui: un río que no cesa de cantar, grabado en Cerro Colorado, Córdoba, entre los años 1989 y 1990.

EDICIÓN
Alter-Nativo Americano/Warner Music 2001

MÚSICOS
Víctor Heredia; Mercedes Sosa, León Gieco, Víctor Manuel, Peteco Carabajal, Alberto Cortez, Jairo, Luis Eduardo Aute, Teresa Parodi, Divididos, Alejandro Lerner, Lucho González, Pedro Aznar, Eduardo Falú, Piero, Lito Vitale

CANCIONES
romance de la luna tucumana (Yupanqui-Aznar) M. Sosa
la guitarra (Yupanqui-Gieco) L. Gieco
el adiós (Yupanqui-Heredia) V. Heredia
tierra mía (Yupanqui-Manuel) V. Manuel
violín del monte (Yupanqui-P. Carabajal) P. Carabajal
el río (Yupanqui-Cortez) A. Cortez
retorno a Villa Dolores (Yupanqui-Jairo) Jairo
en el patio de mi casa (Yupanqui-Aute) L. E. Aute
indio (Yupanqui-Parodi) T. Parodi
vientito de Tucumán (Yupanqui-R. Mollo-Arnedo-Araujo) Divididos
la zamba (Yupanqui-Lerner-L. González) A. Lerner-L. González
soledad (Yupanqui-Aznar) P. Aznar
a don Julio Jerez (Yupanqui-E. Falú) E. Falú
coplas del prisionero (Yupanqui-Piero) Piero
la añera - los ejes de mi carreta (A. Yupanqui) Lito Vitale

La guitarra
Madero de fibras nobles
que trajiste de la selva
la voz de todos los pájaros
y el zumbo de cien abejas,
el sol te puso alegrías,
la noche te dió tristezas,
para adornar tu garganta
del cielo bajó una estrella.
Todas las cosas del monte,
de los llanos y las sierras
andan caminos sonoros
por la huella de tus cuerdas.
Los estilos de la pampa,
las vidalas de la selva,
los cantares del arriero
cuando baja por las cuestas,
la alegrí­a de los campos,
la soledad de las piedras,
la noche de los paisanos,
el alba que nunca llega...
todo cabe en tu madero,
guitarra sabia de ausencia:
la primavera de un sueño
o el invierno de una pena.
El camino que nos trae
y el camino que nos lleva
nos llena el alma de cosas
que sólo en ti se emparejan;
guitarra de noble fibra,
te quiero porque en tus cuerdas
mis paisanos van juntando
la alegría con la pena...
ellos no gritan su canto,
las canciones las conversan
y un rumor de noche azul
va despertando en tus cuerdas.
Linda cruz para mi tumba
con mi guitarra y mi quena,
lindo responso el silbido
del paisano que se aleja;
guitarra de mi cariño,
no hay nada que no comprendas,
eres el alma sonora
que nos afirma en la tierra...
todo cabe en tu madero,
guitarra sabia de ausencias:
la primavera de un sueño
o el invierno de una pena.
Eres el alma sonora
que nos afirma en la tierra.
...
Otras versiones
la guitarra (Gieco-Heredia; Luis Alberto Spinetta)
el adiós (Gieco-Heredia)
clásicos del folclore argentino